miércoles, 27 de abril de 2011

¡QUE MIKE NOS COJA CONFESADOS! O CÓMO EL PASTAFARISMO ENTRÓ EN MI VIDA

Empecemos por el principio: Érase que se era una vez en Yankilandia, (ese país por dónde por abrir una cuenta corriente te regalan una escopeta o decir palabrotas por televisión tiene más multa que traficar con drogas) allá por el lejano 1999 cuando propusieron que el creacionismo se estudiase en las escuelas en detrimento del evolucionismo, vaya, que Dios nos creó a su imagen y semejanza y el que diga que venimos del mono miente como un bellaco. Lo mejor de todo que se escondían en fórmulas como "teoría del diseño inteligente" para intentar imponer su fanático punto de vista, así que en 2005 Bobby Henderson mandó una carta abierta en la que pedía el mismo respeto y posibilidades para su diseño inteligente, un Monstruo de Espaghetti Volador (MEV) o se vería forzado a emprender acciones legales.

"Creo que todos podemos esperar con entusiasmo el momento en que estas tres teorías reciban el mismo tiempo en nuestras clases de ciencia por todo el país, y finalmente el mundo; un tercio del tiempo para el Diseño Inteligente, un tercio para el Monstruo de Espagueti Volador, y un tercio para las conjeturas lógicas basadas en una abrumadora cantidad de pruebas observables"

Y lo que empezó como una broma acabó convirtiéndose en el símbolo de la lucha contra la religión en las escuelas públicas (a mí me tocó joderme en una privada) y el fanatismo de los razonamientos de mendrugo que no admiten críticas. Que por cierto, el MEV tiene nombre pero es tan hermoso y difícil de pronunciar que no sólo mata a quienquiera que lo intente, sino también a todo ser dentro de un radio de 6.534 kilómetros. Este radio se duplica cuando uno trata de escribir o mecanografiar el nombre. Pero podemos llamarlo MIKE

«Con millones, si no miles de fieles devotos, la Iglesia del MEV es ampliamente considerada una religión legítima incluso por sus opositores - principalmente fundamentalistas cristianos, quienes han aceptado que nuestro dios tiene las bolas más grandes que el suyo.»

¿Y cuáles son los planteamientos de esta nueva religión? Tiene uno que a mí me parece fantástico, a ver si soy capaz de explicarlo bien. La relación inversa entre el número de piratas en el mundo y los efectos del calentamiento global. Que dicho así suena a título de tesis, pero en verdad fue uno de los argumentos usados por Bobby Henderson en su carta original al consejo escolar de Kansas. En un gráfico (con los valores del eje de las X desordenados a mala leche, a propósito) exponía como había una perfecta correlación entre el aumento de temperaturas del planeta y la disminución de piratas desde el año 1820, burlándose así de la falacia lógica de que la correlación implica causa, que es lo que suelen hacer algunos grupos religiosos cuando nos revientan la cabeza con esa cancioncita que dice que las catástrofes y guerras del mundo van en aumento como consecuencia de la disminución de los valores religiosos a nivel mundial, y su estribillo "esto con Franco no pasaba". Además el cachondo de mi primo indicaba por escrito y al consejo escolar (olé sus huevos) que su teoría debía ser impartida por los profesores totalmente disfrazados de pirata, y que lo contrario sería una falta de respeto a sus creencias (algo así me suena, sobre velos, cruces y demás, ¿o no?)

Y ya de ahí hasta el infinito con los piratas dentro del Pastafarismo, porque estos simpáticos personajillos con loros en el hombro son «seres absolutamente divinos», Su imagen de ladrones y forajidos es fruto de la desinformación extendida por los teólogos cristianos y por los Hare Krishna (¡Ay, esta competencia envidiosa!). El pastafarismo dice que en realidad son «exploradores amantes de la paz y diseminadores de la buena voluntad» que reparten caramelos entre los niños pequeños, y nos aseguran que los piratas modernos no tienen nada que ver con «los bucaneros buscadores históricos de diversión». Vaya, de hecho, Somalia apenas tiene el menos número de emisiones de carbono del mundo y el mayor número de piratas. Así que todos juntos a celebrar el 19 de septiembre el Día internacional de hablar como los piratas, escuchando a Sabina (la del pirata cojo con pata de palo, con parche en el ojo, con cara de malo...)


Y claro, como cualquier religión que se precie tiene sus diez mandamientos y todo, que le fueron dados por el mismísimo Mike al capitán pirata Mosey en la cima del Monte Salsa, pero por desgracia, antes de llegar al barco se le perdieron dos por el camino. De todas formas, el Tallarinesco Ser los llamó los "realmente preferiría que no" visto que mandamiento es una palabra un poco fuerte. Helos aquí:


1.Realmente preferiría que no actuaras como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. Si alguien no cree en mí, no pasa nada. En serio, no soy tan vanidoso. Además esto no es sobre ellos así que no cambies de tema.

2.Realmente preferiría que no usases mi existencia como un medio para oprimir, subyugar, castigar, eviscerar, o... ya sabes, ser malo con los demás. Yo no requiero sacrificios, y la pureza es para el agua potable, no para la gente.

3.Realmente preferiría que no juzgases a las personas por su aspecto, o su forma de vestir, o de hablar, o... mira, sólo sé bueno, ¿vale? ¡Ah!, y que te entre en la cabeza: mujer = persona, hombre = persona, lo mismo = lo mismo. Ninguno es mejor que el otro, a menos que hablemos de moda claro, lo siento, pero eso se lo dejé a las mujeres y a algunos tipos que conocen la diferencia entre el aguamarina y el fucsia.

4.Realmente preferiría que no te satisfagas con conductas que te ofendan a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es "jódete", a menos que lo encuentren ofensivo, en cuyo caso pueden apagar el televisor y salir a dar un paseo, para variar.

5.Realmente preferiría que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas y de odio de otros con el estómago vacío. Come, luego ve tras los malditos.

6.Realmente preferiría que no construyeras iglesias/templos/mezquitas/santuarios multimillonarios a mi tallarinesca santidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en (tú eliges):
a)Terminar con la pobreza.
b)Curar enfermedades.
c)Vivir en paz, amar con pasión, y bajar el precio de la televisión por cable.
Puedo ser un ser omnipresente de carbohidratos complejos, pero disfruto de las cosas sencillas de la vida. Debo saberlo, para eso YO SOY el creador.

7.Realmente preferiría que no fueras por ahí contándole a la gente que hablo contigo. No eres tan interesante. Madura ya. Te dije que amaras a tu prójimo, ¿no entiendes las indirectas?

8.Realmente preferiría que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las... ejem... las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le gusta (según el nº4), entonces disfrutadlo, sacaos fotos, y por el amor de Mike ¡usad un PRESERVATIVO! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que lo disfrutarais al crearlo habría añadido púas, o algo

Y mucho cuidadito con tomárselo a cachondeo porque hay un cielo y un infierno pastafarianos, en el cielo hay volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista y fábricas de bailarines y bailarinas de striptease, y en el infierno la cerveza está meona y las stripers y los bailarines tienen horriblers enfermedades venéreas.
Por hoy ya lleváis bastante catequesis, en la próxima entrada seguiré difundiendo la palabra de Mike.

No hay comentarios: