sábado, 3 de noviembre de 2012

DIVORCIO CERRADO

Pues sí, depués de llamar el otro día a Jonay para felicitarle el cumpleaños y que no respondiese en diez días va y me dice que gracias por llamar, pero que mejor pasa de mí... Que prefiere ignorarme y no saber nada de mí, borrarme de su vida, como si yo nunca hubiese existido, eliminarme por completo, prohibirle a sus amigos que me nombren o que se pongan en contacto conmigo.

Y sinceramente no lo entiendo, ¿a qué viene tanto rencor? Cuando quieres a alguien no puedes pasar del amor al odio por muy lejos que estés. Vale que al principio duele, pero no por eso hay que perder el contacto con alguien en quien has confiado dos años, alguien con quien has compartido cada día. Pero vaya, a estas alturas de la comedia yo sólo espero que se a él se le pase el rencor, y a mí la cara de gilipollas.

No hay comentarios: