domingo, 25 de noviembre de 2012

UNA RACHA RARA


No llego a explicarme porqué, pero últimamente llevo una racha que como monte un circo me crecen lo enanos, aunque no tanto como para que me los fiche la NBA. Vale que después de estar dos años con una persona se hace más difícil conocer a alguien, no lo niego, pero ya es demasiado. El último tropezón con la misma piedra ha sido surrealista, resulta que el tío dice que quiere algo serio mientras sigue ligando por internet y mintiéndome... Luego le digo que me doy cuenta y me dice que lo espío... A ver,si el viernes a la una te vuelves a casa porque estás cansado y no quieres salir... ¿porqué si me dices que estás acostado tu whatsapp sigue funcionando hasta las seis de la mañana? ¿eso es espiar? Vaya, que hoy con la cabeza fría, casi que prefiero haberme dado cuenta ahora, que no cuando pase más tiempo. Pero no deja de joder, que esta vez parecía un tío normal. Quiero decir, que si hubiera sido un niñato de veinte años, te lo puedes esperar, pero un chaval de mi edad, con casi treinta, que te dice que busca algo serio y está folleteando con media Granada... ¿entonces para qué te buscas algo serio? Quiero decir, en ningún momento yo me impuse como una obligación, él estaba empezando conmigo voluntariamente, porque quería tener una relación estable, pero es que si quieres una relación estable significa que no quieres zorrear con todo lo que se mueva, ¿o no? Y encima, los sacrosantísimos cojones de poner a mis amigos de excusa, que se había agobiado pensando en qué primera impresión les había causado... ¡Viva el cinismo!

No hay comentarios: